e088160548a5bb7a0e4e6b15f220ba7b_300x226En vez de embellecerse y quitarse unas libras de más, Kenia Rodríguez, de 44 años de edad, murió mientras le realizaban una cirugía plástica.


Rodríguez falleció en el Centro de Cirugía Plástica y Especialidades, mientras la operaba el doctor Néstor Mallén, según la familia de la occisa.


Aida Andújar, suegra de Kenia, explicó que esta era diabética, y debido a su condición, varios médicos se rehusaron a realizarle la cirugía estética.


Incluso cuentan que una de las hijas de la occisa, oriunda de San Cristóbal, donde fue velada, advirtió a una de las enfermeras.


Los restos de la dama que residía en los Estados Unidos, fueron velados en la residencia de sus familiares en el barrio La Esperanza, en San Cristóbal, y luego sepultados.