ef2310a2ee30e14a40b81e3128a3671f_300x226Moradores de diferentes sectores de Santo Domingo “están al grito” por la escasez de agua imperante en el país, pese al curso de la temporada ciclónica.


En la casa de doña Teresa, residente en Pantoja, los galones, tanques y cubetas se encuentran vacíos en espera de ser llenados por “el camioncito de agua”.


Desde hace dos meses esta familia destina un presupuesto para comprar el líquido a distribuidores de agua.


Un botellón 25 pesos, un tanque 50 y un camión 1,500, son los diferentes precios ofertados por los proveedores que se dedican a comercializar el agua por el sector.


Según doña Teresa, los mismos no alcanzan para abastecer la comunidad, y tardan en responder a la demanda.


Añadió, además, que “esa agua no es confiable” y que además deben clorarla pero que la necesidad la obliga a utilizarla. Expresó que el agua que compran en el este sector luce amarillenta. Algunos moradores aseguran que el líquido proviene de pozos.


En Los Alcarrizos y en Herrera


La misma problemática enfrentan residentes de Los Multis y Las Mercedes, en Los Alcarrizos, quienes tienen casi dos meses sin agua. En tanto, en la urbanización El Olimpo en Herrera, tienen más de cinco años llenando sus cisternas y distintos recipientes del agua que le suministran los camiones dedicados a este tipo de comercio.


En algo coinciden estos sectores, y es que les llega las facturas de agua, a pesar de que no reciben el líquido, lo que consideran una falta de respeto a la ciudadanía y una burla al país. Pidieron a la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo buscar una solución a la problemática.