imageSANTO DOMINGO.- El vocero de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, aseguró anoche que el Gobierno no tiene la más “mínima intención” de construir un muro en la frontera y atribuyó la propuesta a personas que se sienten descorazonadas, desesperadas y desconcertadas, porque el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular está funcionando muy bien.


“Nosotros entendemos perfectamente de que algunas personas puedan entender que quizás la solución sea un muro, son respuestas naturales que hay en la sociedad y tenemos que estar acostumbrados a que estas cosas ocurran y que gente las planteen”, indicó.


Afirmó que la fortaleza de la democracia es que se puedan recibir propuestas, sugerencias, y observaciones de cualquier sector y se puedan acoger con toda la serenidad.


“En el Gobierno no hay la más mínima intención de construir un muro. Eso no se ha anunciado. Si el Gobierno decidiera construir un muro lo anunciaría, lo diría; pero no está en los planes del Gobierno construir un muro, lo que sí está en los planes es el Plan de Regularización, tal como está previsto”, expresó el portavoz de la Presidencia.


Sin embargo, Rodríguez Marchena planteó que el Gobierno no armará una alharaca porque un “ciudadano cualquiera” pueda hacer una propuesta, en ese sentido, tras lo cual aseguró que la ciudadanía puede estar segura de que el gobierno dominicano va a ser fiel a las leyes y a la Constitución dominicana, en cualquiera de sus procederes.