muDos personas han muerto y otras tres personas resultaron heridas después de que una mujer dejó caer su teléfono móvil en una letrina en la provincia china de Henan. El esposo de la mujer subió al pozo negro para recuperar el dispositivo perdido, pero se desmayó por el hedor, iniciando una serie de intentos de rescate que terminó en tragedia.


El South China Morning Post informa que la madre del esposo entró en el hoyo para salvarlo, pero también perdió al instante la conciencia. La dueña del teléfono entonces entró en el hoyo, sufriendo la misma suerte.


Increíblemente, el suegro anciano de la mujer y dos vecinos también se convirtieron en dos atrapados dentro de la taza del baño durante el rescate.


Otros residentes de Xinxiang trabajaron juntos con cuerdas para tirar de las seis personas de los residuos, hasta las rodillas. Estuvieron  en el interior del pozo  durante sólo 5 minutos, pero el marido y su madre murieron en el hospital después de esperar más de una hora por los servicios médicos en llegar.


Un médico del hospital dijo que la causa de la muerte fue asfixia.


La mujer que dejó caer su teléfono está en cuidados intensivos, junto con un vecino. Su suegro también resultó herido.


Ninguno de los informes locales mencionan el estado del teléfono, que el SCMP dice valía alrededor de $ 300.