Ramon Cabrera DiputadoLa disposición del superintendente de Pensiones, Joaquín Gerónimo, de otorgar de manera escalonada los aportes de los afiliados de ingreso tardío al Sistema de Pensiones ha generado rechazo entre varios legisladores.


El vocero del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Rubén Maldonado, considera que el dinero aportado por estos contribuyentes al Fondo de Pensiones debe ser devuelto tal como fue acordado en el momento en que empezaron a cotizar y no de manera prorrateada como establece la resolución 356-13.


Maldonado dijo estar en total desacuerdo con la medida y que estos trabajadores no tienen por qué esperar más tiempo del que se acordó para recibir el dinero que depositaron. “Esa resolución la tenemos que analizar, pero yo de antemano aseguro que creará un gran revuelo en la sociedad.


Particularmente estoy totalmente en desacuerdo, porque entiendo que nadie tiene que esperar más tiempo del necesario que el que se acordó para recibir el dinero que él cotizó, que ya él depositó”, dijo.


Igual criticó la resolución el diputado Ramón Cabrera, presidente de la Comisión de Economía de la Cámara Baja.


Acto de injusticia


De su lado, el diputado perredeísta, Nelson Arroyo, afirmó que esa resolución perjudicará sensiblemente a los trabajadores que entraron de manera tardía al sistema. “Prorratearles los pocos chelitos que les quedan es un acto de injusticia, para que ese dinero se siga devaluando”, señaló.


Dijo que dicha resolución no aporta nada positivo a los trabajadores, “muy por el contrario, es muy perniciosa y nosotros entendemos que la Superintendencia debe revisar esa medida porque lo menos que necesita el pueblo dominicano son noticias desalentadoras como esa”.


En iguales términos se expresó el representante de San Cristóbal, Orlando Espinosa, quien afirmó que la medida es una violación a una promesa primaria “y no estoy de acuerdo con eso. Hay que respetar la palabra empeñada”.


En tanto, el diputado Cabrera, que es también miembro de las comisiones de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados, dijo que el artículo mismo de la ley 87-01 que trata sobre los afiliados de ingreso tardío al sistema de pensiones “yo siempre opiné, y en los últimos tiempos se lo he planteado hasta al superintendente de Pensiones, que eso parece un artículo como de asechanza y alevosía. ¿Por qué?, porque de hecho se sabe que a esas personas no les va a alcanzar para cotizar 360 cuotas para tener una pensión.


Se sabía que tenerlas ahí, en ese Seguro de Vejez, a los que tenían más de 45 años no se le iba a pensionar, porque no les van a alcanzar las cuotas para una pensión, a menos que no se les ayude con ingresos extraordinarios, complementarios”, agregó.


Se preguntó que cómo una persona de ingreso medio va a aportar cuotas adicionales a las que “legalmente, ordinariamente tiene que aportar”. Entiende que por esa circunstancia, el aporte extraordinario es para personas que tienen ingresos suficientes. “Por tal sentido, yo digo que ese es un artículo que siempre fue con asechanza y alevosía y para tenerle un dinero guardado al trabajador sabiendo que no se le va a poder pensionar por ese sistema de capitalización individual”.


“Entonces, en qué va eso de que ese trabajador, que al final de sus 60 años, cuando comienza un descenso en su productividad, que debe ser pensionado; entonces cuando va… no puede disponer de sus recursos de una vez, sino prorrateado. Me parece abusivo que no pueda tomar esa decisión”, agregó.


El legislador de la matrícula del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) expuso que “si hay que legislar para eso, lo vamos a hacer. Pero aquí hay temor a hacer una modificación a esta ley (87-01) de manera interesada, no quieren modificar la ley que afecta los fondos de pensiones porque tiene que ser integral”.


Expresó que, sin embargo, Chile “que es la madre de la cual nosotros copiamos nuestro sistema de seguridad social, ha hecho 41 modificaciones”. Dijo que una persona que haya cumplido 60 años y no califique para una pensión digna, “lo más importante es que pueda decidir sobre el futuro de su dinero, porque no le van a dar una pensión”.


También cuestionó que si la esperanza de vida del dominicano es de 74 años, cuando un trabajador cumpla 60 y deje de estar activo en el mercado laboral, “cómo es posible que le van a prorratear su dinero en 40 años más, como si fuera a vivir 100 años”. Recordó que ese elemento fue uno de los aspectos identificados en un proyecto de su autoría, para modificar la Ley 87-01.


“Esa es una de las cosas, de la modificación, que yo propuse en mi proyecto de ley, que te están prorrateando para darte ese dinero en 40 años y si tú tienes 60 años y tienes que esperar 40, eso significa que tú vas a vivir hasta los 100 años. Es algo que también hay que modificar la ley, porque no puede ser que a ti te estimen, para darte el dinero que ya has acumulado, cuarenta años más después de los 60. Yo estoy en desacuerdo total con ese esquema”, expresó.


El legislador fue consultado en relación a la resolución 356-13 de la Superintendencia de Pensiones (Sipen), que establece nuevos parámetros para el pago de los beneficios a los afiliados de ingreso tardío al sistema de pensiones. Son considerados de ingreso tardío todos los que al inicio del sistema de pensiones, creado por la ley 87-01, en el 2003, tenían 45 o más años de edad.


La nueva modalidad ha generado disgusto entre cotizantes de ingreso tardío, que al salir del mercado laboral por tener más de 60 años y no califican para una pensión digna, han procurado la devolución de sus aportes en un solo pago, como se planteó cuando inició la aplicación de la Seguridad Social.


La resolución ha sido objetada total o parcialmente por la directora de la Dida, Nélsida Marmolejos, el sindicalista Pepe Abreu y el economista Arismendi Díaz Santana. Este último, el primer gerente del Consejo Nacional de la Seguridad Social.