wpid-wp-1403105661758.jpegLas autoridades dominicanas decomisaron ayer un alijo de mil 53 paquetes de cocaína o heroína en el puerto multimodal Caucedo, de Boca Chica, que una red de narcotraficantes internacionales pretendía llevar hacia Barcelona, España, escondido en cajas de cigarros que serían embarcadas en el buque Caroline Schulte, con matrícula de Costa Rica.


Al presentar este miércoles el cargamento en rueda de prensa en la sede de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el vocero del organismo, Miguel Medina, dijo que en el decomiso participaron de manera conjunta miembros de la Dirección General de Aduanas (DGA), Dirección Nacional de Investigaciones (DNI), del J-2 adscrito al Ministerio de Defensa, el Cuerpo de Seguridad Portuaria (CESEP) y de otras agencias de seguridad portuaria, que desarrollaron una efectiva labor de investigación y de inteligencia.


Medina precisó que el alijo con la referida sustancia fue decomisado en el interior de dos de 31 contenedores que fueron revisados por agentes de la DNCD, y estaba dividido en 32 bultos, 14 de los cuales se encontraban en el contenedor No.MSKU-4057078, de 20 pies de largo, con 461 paquetes y otros 18 bultos con 592 paquetes en un segundo contenedor No.GESU-1332658, para totalizar los 1,053 paquetes.


Señaló que con relación al cargamento, la DNCD investiga a 10 personas con la finalidad de establecer responsabilidades con el alijo, mientras profundiza las pesquisas correspondientes.


El portavoz de la DNCD informó que durante la revisión, con la supervisión del fiscal adjunto Ramón Veras, fueron localizados 32 bultos en total, envueltos en plástico y amarrados con soga, además de una cizalla para cortar la seguridad de los contenedores.


Explicó que previo al operativo, la DNCD había solicitado al organismo correspondiente la revisión de los contenedores que serían embarcados en la referida motonave con destino a Europa, para someterlos a pruebas de las máquinas de rayos X.


Informó, además, que la sustancia decomisada fue trasladada al Departamento de Cadena de Custodias de la DNCD, para posteriormente enviarla al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), organismo que determinará el tipo de droga y el peso exacto del alijo.