SAN FRANCISCO DE MACORÍS.- Desconocidos tirotearon y destruyeron el vehículo del periodista Pedro Fernández, en momentos que este transitaba por un barrio de la zona norte de la ciudad.


Según nuestro corresponsal en la zona Miguel Montilla, el hecho se produjo luego de que el comunicador denunciara que es amenazado y su residencia bombardeada por desconocidos, atribuyéndole el hecho al propietario de un punto de drogas. El periodista salió ileso del atentado.


También la semana pasada el dueño de un punto de ventas de drogas se presentó al espacio televisivo Meridiano Interactivo, que conduce el periodista, después que desconocidos lanzaron bombas lacrimógenas a la residencia del mismo, dejando además una nota manuscrita donde lo amenazan de muerte para que deje de “atacar” los puntos de venta de drogas de la zona norte de la ciudad, entrada la noche de ayer su vehículo fue tiroteado y destruido, salvando la vida milagrosamente.


Fernández se trasladaba en su jeepeta Honda CRV negra, por el sector Hermanas Mirabal, cuando fue atacado y se vio en la necesidad de responder, teniendo que abandonar el vehículo, cuyos cristales fueron destruidos prácticamente en su totalidad, además de presentar golpes y ralladuras.


El trabajador de la prensa informó que desde hace varios días recibe amenazas y que hombres armados merodean la planta televisora donde labora, por lo que no descarta que la agresión a su residencia, se haga por mandato del propietario de un punto de venta de estupefacientes.


Fernández dijo que la agresión a la vivienda en la calle 9 del ensanche San Martín de Porres donde descansaba junto a su familia, se registró alrededor de las 11:00 de la noche, cuando los desconocidos aprovecharon un apagón, para lanzar tres artefactos de los cuales solo dos detonaron su espesa humareda, provocando que los ocupantes de la residencia salieran despavoridos de la misma.


La nota advertía que si sigue atacando al propietario de un punto de drogas en el sector Hermanas Mirabal conocido como Yuyo, lo iban a matar.


El director del comando nordeste de la policía general Neivi Luis Pérez Sánchez, dijo que se ordenó por disposición del jefe de la policía Mayor General Castro Castillo iniciar una investigación y asegurar la vida del periodista para establecer responsabilidades.


Fernández dijo que esta acción no lo amedrentará y que tomará otro giro, debido a que es un atentando en contra de él y sus familiares.


La seccional nordeste del colegio de periodistas, brindo su respaldo a su colega, por lo que el periodista David Emilio Díaz, Presidente del CDP, pidió de las autoridades policiales una investigación exhaustiva sobre el ataque perpetrado contra la residencia del comunicador y las amenazas de muerte que viene recibiendo.