Pese a ser un deporte, el boxeo es una práctica que muchas veces acaba con la vida de quienes lo practican. Es por ello que un fotógrafo se encargó de fotografiar el antes y después de los practicantes.