0011187957Húber Gómez Patiño, el hijo del narcotraficante mexicano Servando “La Tuta” Gómez que fue detenido el sábado en Michoacán, se había hecho conocido por ostentar su lujosa vida en las redes sociales, una práctica que parece haberse vuelto común en el mundo del narcotráfico.


El hijo de “La Tuta”, de 22 años, había cambiado la privacidad de su cuenta de Facebook cuando la prensa local encontró su perfil, pero para entonces muchas fotos ya se habían filtrado. En ellas, se puede ver cómo el joven muestra sus autos convertibles, cómo consume licores de calidad y su participación en fiestas e conciertos con la fallecida cantante Jenni Rivera.


Gómez Patiño, que amenazó de muerte a los oficiales de policía que lo arrestaron, fue capturado en posesión de una pistola calibre .45 y más de medio kilogramo de drogas. Los oficiales se encontraban en la zona porque, según informó el gabinete de seguridad nacional, “presumían que estaban ocultos responsables de los delitos de tráfico de droga, extorsiones y homicidios, por lo que establecieron patrullajes de rastreo y vigilancia”.


Esta forma de exhibicionismo es algo muy común entre familiares de narcotraficantes. Entre los casos más destacables se encuentran los de Serafín Zambada Ortiz, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, líder del cartel de Sinaloa; o Jesús Alfredo Guzmán Salazar e Iván Archivaldo Guzmán, hijos del Joaquín “El Chapo” Guzmán, capturado en febrero. También a la líder de la banda de sicarios del cártel de Sinaloa, Claudia Ochoa Félix.