images13-150x150A una semana de que concluya el plazo para empezar a incautar las sirenas y centellas colocadas en carros y jeepetas de particulares, autorizados por ley sólo para vehículos de emergencias, las autoridades enfrentan el problema de que estos artefactos están disponibles en autoadornos y hasta por internet.


Uno de los escollos que enfrentan las autoridades luego de la entrada en vigencia del sistema nacional de emergencias 911, es la cantidad de vehículos de particulares que utilizan sirenas y centellas.


El gobierno ha decidido aplicar el texto en los artículos 151 y siguientes que prohiben el uso de luces que sean las propias de los vehículos.


Al hacer pública la advertencia la AMET notifica a los negocios que tienen como parte de su mercancía estos aparatos, pero entiende que le corresponde al Ministerio de Defensa regular la venta, ya que están en el renglón de pertrechos militares.


Mientras en diferentes autoadornos exhiben centellas y otras luces giratorias en variedad de tamaños y costos. Internet es otra vía para que ciudadanos comunes puedan adquirir estos artículos.


Las sanciones por incumplimiento de esta disposición conllevan multas de 10 a 25 pesos acorde con lo establecido en las leyes.