0eb373a1df5b2ed43872896d301cc7d0_620x412El Sistema Nacional de Seguridad 911 sigue recibiendo un alto porcentaje de llamadas “molestosas” sumando al día de hoy 61,505 , lo que representa un 73 por ciento de todas las recibidas en los cuatro días que tiene en funcionamiento la iniciativa.


Desde una cerveza jumbo hasta pizza han pedido algunos ciudadanos a través de las llamadas molestosas que se registran en el Sistema 911.


La información la ofreció este miércoles Zoraima Cuello, viceministra de la Presidencia y vocera del 911. La funcionaria informó que desde la medianoche del pasado viernes, cuando entró en funcionamiento el sistema, se han recibido un total 84,404 llamadas de las cuales sólo 2,203 respondían a auténticas situaciones de emergencia.


Durante una rueda de prensa, donde ofreció el segundo boletín del sistema, Cuello dijo que 1,066 llamadas fueron registradas, pero no correspondían a una emergencia real.


Sostuvo que entre las llamadas molestosas 23, 288 fueron colgadas, 28,845 fueron silenciosas y 9,372 para bromear.


“Aprovechamos de nuevo para hacer un llamado a la ciudadanía para que tengamos conciencia como sociedad del impacto que generan las llamadas molestosas”, expresó Cuello y aseguró que mientras son atendidas las llamadas falsas, otras personas podría estar necesitando el servicio.


Manifestó que también se registraron 2,009 llamadas equivocadas y otras 17,621 aún no han sido clasificadas.


Dijo que de las 2, 203 llamadas de emergencias reales, el 56 por ciento de las atenciones fueron para casos ligados con la Policía Nacional. Un 21 % fue para servicios de salud. En tanto que un 8 % comprometía a la Amet y un 7 % tenían que ver con los bomberos, así como otro 7 por ciento involucraba al personal de Obras Públicas para casos de asistencia vial.


Agregó que de todos los casos atendidos por emergencias reales, 485 de esos casos respondieron a una agresión física, es decir riñas entre personas; mientras que 122 casos fueron de violencia doméstica, 115 de robo y 153 por personas en peligro.