6224908bd59ccf02d821bb1e4428c64d_300x226Las aguas residuales que vierte una cloaca en la playa que está ubicada frente al Parque María Montez, en el tramo carretero que va desde Barahona hasta el distrito municipal de Villa Central, están contaminando el litoral costero desde la Bahía de Neyba hasta Pedernales.


El agua contaminada que desemboca en esas playas es arrastrada por las corrientes, lo que ha provocado la desaparición de bancos de peces y la muerte de miles de diferentes especies acuáticas.


A esas aguas se les unen las que llegan a través el río Birán y otra cloaca situada en la avenida Enriquillo esquina Nuestra Señora del Rosario, que llegan crudas al mar Caribe por la playa Punta Inglesa, en el área del Hotel Guarocuya.


“Llegan crudas al mar Caribe debido a que la planta de tratamiento, construida en la zona del matadero municipal hace años, la cual nunca funcionó a toda capacidad, hace tiempo que cumplió su ciclo de vida útil”, explican los residentes del lugar.


Agregaron que debido a la contaminación, las personas nativas y extranjeras que visitaban en la playa Punta Inglesa en diferentes épocas del año, ahora acuden a las de El Quemaíto, distante a unos 15 kilómetros de Barahona, así como a las de San Rafael, Bahoruco, Los Patos, Enriquillo, entre otras, ubicadas en los municipios de La Ciénaga, Paraíso y Enriquillo.


Esta gente, en su mayoría turistas extranjeros, lamentaron la situación porque la Punta Inglesa está en el mismo corazón de esta ciudad.


Los barahoneros se quejaron porque las autoridades que estuvieron a cargo de la construcción de Parque Litoral María Montez, que tuvo una inversión de unos 300 millones de pesos, hasta la fecha no ha sido inaugurado por los problemas que presenta la obra. Dicen que “no tuvieron la delicadeza” de eliminar la cloaca que vierte las aguas negras en su entorno.