El la comunidad La Playita en La Ciénega de Santiago, familiares de una mujer de 45 años de edad fallecida el pasado sábado se niegan a sepultar el cadáver ya que aseguran no presenta signos descomposición y que salen lágrimas de sus ojos.


Se trata de María Alanzar, quien el pasado sábado fue entregada a sus familiares para ser sepultada luego de que falleciera a consecuencia de un paro cardíaco y una infección pulmonar pero indicaron que al llegar a la residencia se dieron cuenta que salían lágrimas de los ojos de la fallecida por lo que decidieron esperar una reacción de la mujer.


Los parientes de María aseguran que no sólo le salen lágrimas sino que en ocasiones su corazón palpita y mueve las extremidades.


Al lugar se han presentado una gran cantidad de personas interesadas en conocer el caso.


Esta mujer es madre de dos hijas, las cuales también están esperanzadas en que su madre reaccione.