19b21b131571f08824ec783de43e61e6_620x412El juez de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo dictó un año de prisión preventiva, como medida de coerción, a los acusados de matar a Natasha Sing y Zuleika Flores Guzmán. La Policía Nacional señaló ayer a Sanhys Dotel Ramírez, como la persona que, alegadamente, mandó a matar a Flores Guzmán, porque ésta tenía una relación sentimental con su esposo.


La uniformada dijo que Dotel Ramírez se encuentra detenida en el destacamento Felicidad, en Los Mina, junto a su esposo Julio Cepeda Ureña y Francis Alexander Fermín González, este último identificado como el intermediario del acto criminal.


Fermín González es el esposo de una sobrina de la alegada autora intelectual del asesinato y es señalado como la persona a la que Dotel Ramírez le hizo un primer pago de RD$800 mil, para que contratara al personal que ultimaría a Zuleika, indicó la jefatura de la Policía.


El vocero policial, Jacobo Mateo Moquete, explicó que Francis Fermín le entregó los 800 mil pesos a Jesús Manuel Mendoza Benítez, “El Patrón”, deportado desde Martinica en febrero del 2011, donde cumplió una condena por homicidio, quien a su vez contrató por RD$150 mil a Jhonny Sención Gómez para que le consiguiera a los autores materiales del homicidio. Refirió que posteriormente, Mendoza Benítez pagó RD$200 mil a los presuntos sicarios Amauris Soriano, (Nevado), Luis Abel Mariano Pérez (Luisito) y les entregó una pistola y un revólver para quitarle la vida a Guzmán Flores.


Según la versión policial, el motivo es porque la víctima tenía una relación sentimental con el esposo de Sanhys, pero que por error mataron a Natasha Sing Germán, el pasado 7 de abril.


Reiteró que producto de la equivocación, al asesinar a Natasha Sing, los gatilleros recibieron de “El Patrón”, otros 200 mil pesos por matar el día 28 de ese mismo mes, en la avenida Ecológica , a Flores Guzmá, quien era el objetivo inicial.


La Policía informó que el abogado Cepeda ureña está detenido bajo el cargo de complicidad porque trató de ocultar las evidencias que relacionaban a su esposa en los homicidios.


La coerción


Bernardo Coplín García, juez del Tribunal de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, dictó un año de prisión contra Amaurys Soriano García y Luis Abel Mariano Pérez, acusados de matar a Natasha Sing y Suleika Flores Guzmán, ambas de 30 años de edad. Los imputados deberán cumplir la medida de coeción en la cárcel de La Victoria.


El Ministerio Público aseguró que tiene elementos probatorios suficientes para demostrar que las dos mujeres murieron a causa de las heridas de arma de fuego ocasionadas por los dos imputados, que en ambas ocasiones, viajaron a bordo de una motocicleta para cometer los asesinatos.