79597ea602d58bc293e212c4af97c741_620x412Un niño de cinco años murió este lunes a causa de quemaduras que sufrió tras incendiarse la casa donde dormía, en un hecho ocurrido en el barrio Tamayo, en Enriquillo, Barahona, informó la Policía.


El menor fue dejado solo en la vivienda por su progenitora, la cual alegadamente salió a celebrar el Día de Las Madres a un centro de diversión, de acuerdo con una nota de prensa.


El menor fue identificado como Ángel María G. Sánchez, hijo de Erika Sánchez, de 27 años.


La institución dijo que profundiza las pesquisas para establecer el origen del incendio.


Con relación al fuego es investigado Yoryi Segura Rebí, de 36 años, quien semanas atrás había terminado una relación sentimental con la madre del malogrado infante, señala la nota policial.


La Policía explicó que Segura Rebí se entregó de manera voluntaria a las autoridades, para ser investigado con relación al hecho. En las próximas horas se ofrecerán mayores detalles.