rrSANTO DOMINGO.- La situación económica que arrastra el hospital infantil Robert Reid Cabral empeora por el aumento a RD$82 millones la deuda acumulada con los acreedores que, de paso, le han cerrado el crédito, y lo mantiene en la indigencia, según su personal médico.


Durante una rueda de prensa que encabezó el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD) y miembros del Comité de Ayuda a la Gestión Hospitalaria S.O.S. Dr. Robert Reid Cabral, se informó que hay nueve pruebas clínicas fuera de servicio, porque no hay reactivos para procesarlas. También se informó que más de 40 pintas de sangre se dañaron la pasada semana por la misma condición.


Ante la situación, Sing y una comisión de médicos del centro asistencial se reunieron ayer con el ministros de Salud Pública, Freddy Hidalgo Núñez, a quien expusieron la situación de precariedad con la que se desenvuelven, y dijeron que éste les prometió reparar, en lo inmediato, los equipos médicos.


Sin embargo, el problema central del hospital es la falta de recursos económicos, insiste el doctor Radhamés Ovalle, quien demandó la intervención del presidente Danilo Medina.


Explicó que la deuda es vieja, pero que se agudizó después de la eliminación de la cuota de recuperación.


“El ministro no nos hizo ninguna oferta para resolver ese problema, prácticamente nos manifestó que el problema no es exclusivo del hospital infantil, sino de muchos hospitales de la red pública”, expresó.


Sobre el particular, el presidente del CMD, dijo que el Ministerio de Salud Pública debe RD$ 3,000 millones a los hospitales públicos, por concepto de subvención, que este año sólo han entregado dos meses.


Sing informó que la próxima semana volverían a evaluar la situación.