9975c5f17bdec5b556aa6ce0d0761b77_300x226Un hombre que durante diez horas fue velado en su residencia pensando que había muerto, resucitó causando asombro y hasta espanto entre los presentes.


César Belarminio, de 41 años de edad, y quien estaba en estado crítico, fue enviado a morir a su casa, ubicada en el Hoyo de Bella Vista, al sur de Santiago.


Al parecer, Belarminio entró en estado cataléptico y sus parientes pensaron había muerto, por lo que comenzaron a velarlo. Tras diez horas y en los afanes de comprar el ataúd, el café y galletas, de buenas a primeras, se levantó y mostró que sus signos vitales eran prácticamente normales.


El individuo, padre de seis hijos, permanece ahora en una clínica de Santiago, para ser evaluado. En la comunidad de Bella Vista, el caso despertó el asombro.


En tanto, el pasado 29 de abril se presentó un caso similar en Santiago con un hombre que laboraba como buzo en el Ecoparque de Rafey, quien fue impedido de ser sepultado debido a que presentó signos de resurrección, tras dos días de velatorio.


El hombre identificado como Jorgito, de 29 años de edad y nativo de Dajabón, permaneció en un ataúd en el barrio Santa Lucía del sector Cienfuegos.


En momentos que era llevado al cementerio de El Ingenio, sus amigos, también buzos del basurero notaron que el cuerpo estaba blando y sudaba copiosamente, al parecer con síntomas de vida por lo que desde el camposanto regresaron al hogar.