resSAN CRISTÓBAL.- La resistencia de la población de Haina, San Cristóbal y Nigua a admitir que la fiebre chikungunya la trasmite el mosquito Aedes aegypti, dificulta el trabajo de los médicos y de los ayuntamientos.


Mientras tanto, las emergencias del hospital Juan Pablo Pina, de San Cristóbal, y de los centros municipales de Nigua y Haina se mantienen repletas de niños y adultos afectados con el cuadro febril y fuertes dolores articulares.


Asimismo, el personal de los hospitales no da abasto a la gran cantidad de personas que requiere atención rápida, refieren grandes dolores en sus articulaciones, dolor de cabeza, náusea y desánimo en sentido general. Los medicamentos como el acetaminofen y el iboprufeno se terminan frecuentemente, debido a la sobre demanda.