rdSANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una misión portuguesa de la Agencia para la Inversión y Comercio Exterior de Portugal (AICEP) que visita República Dominicana, valoró el potencial de crecimiento y el clima de negocios favorable que presenta la nación caribeña para atraer la inversión, según informaron hoy fuentes oficiales.




La misión dijo, además, que desde Portugal se ve a República Dominicana como una prioridad para el establecimiento de negocios.


El administrador de la AICEP, Pedro Maria Santos Pessoa e Costa, puso de relieve que Portugal tiene hoy día soluciones interesantes para ofrecer al mundo y en particular a la República Dominicana, tanto en los sectores de las tecnologías de la información, en educación, transferencia tecnológica, en energía, en construcción, sectores textil, de vinos, y de aceite, entre otros.


Pessoa e Costa produjo dichas consideraciones a raíz de la firma de un convenio de colaboración con el estatal Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD), en aras de coordinar políticas conjuntas que contribuyan a promover exportaciones y potenciar la atracción de inversiones entre ambas naciones.


De acuerdo a un documento remitido por CEI-RD, las exportaciones de bienes de Portugal a la República Dominicana han crecido un 19 por ciento en el período 2009-2013.


Los principales productos que Portugal exporta a la República Dominicana son papel, cartón, madera, medicamentos y gas.


República Dominicana actualmente recibe unos 25 mil turistas portugueses al año cifra que ambas naciones estiman incrementará la relación económica para un mejor aprovechamiento de las oportunidades de negocios de Portugal y el país.


Dicho acuerdo, además, tiene el propósito de estrechar esos lazos de comunicación y mutua cooperación e identificar áreas que contribuyan a aumentar las inversiones tanto en República Dominicana como en Portugal.


La AICEP es la entidad homóloga del CEI-RD en Portugal y se dedica a elaborar y aplicar las políticas estructurales y de apoyo a la internacionalización de la economía portuguesa, con miras a captar, desarrollar y dar seguimiento a proyectos de inversión de origen nacional o extranjero.