proComo “terribles y peligrosos” calificó ayer el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, a los cuatro imputados de sicariato que escaparon mientras eran llevados de vuelta a la Cárcel de Najayo, en San Cristóbal, desde la Fiscalía de Villa Altagracia, adonde habían sido trasladados para una audiencia.


Domínguez Brito dijo que el caso es más preocupante porque durante la fuga hubo de por medio un arma de fuego y la entrega de una llave de esposas para que los detenidos pudieran escapar.


Los prófugos son Andy Martínez Valdez, Elvis Félix Alcántara, Jacinto Reyes Guzmán e Isael Andrés Rosario Pérez, quienes están acusados de asesinar y quemar los cadáveres de tres hombres en un hecho ocurrido en la loma Los Mogotes, de Villa Altagracia, en el año 2012.