paraComo una fórmula salomónica que rescata los valores de la dominicanidad fue calificado ayer por el excónsul haitiano en el país Edwin Paraison el proyecto de ley que establece el Régimen especial para personas nacidas en el territorio nacional e inscritas irregularmente en el Registro Civil Dominicano y sobre Naturalización.


Paraison, presidente de la Fundación Ziles, afirmó que la iniciativa sometida al Congreso Nacional por el Poder Ejecutivo “reconoce la responsabilidad del Estado dominicano en las deficiencias del Registro Civil; confirma la nacionalidad de quienes gozan de la misma hasta el 2007, y plantea una solución para quienes aunque hayan nacido en territorio dominicano son indocumentados. La propuesta es globalmente aceptable a la vez que evidencia el humanismo y el liderazgo del presidente Medina”.