article-2633414-1E02F7A200000578-763_634x893La distancia no es problema para Kim Kardashian y Kanye West, muestra de ello es el reciente anuncio que hiciera la pareja, a través del cual informaron que los invitados a su boda recibirían una visita guiada por el majestuoso Palacio de Versalles, en Francia, la noche antes de su ceremonia, pautada para celebrarse en la ciudad de Florencia, Italia, el 23 de mayo.


Los exclusivos invitados, entre los que destacan Beyoncé y Jay Z, disfrutarán de estancias tan emblemáticas como la Galería de los Espejos, el Dormitorio del Rey o los amplios jardines del palacio, la manera perfecta de calentar los motores el día antes de que Kim y Kanye se conviertan en marido y mujer.


Después de la exclusiva visita, se tiene previsto que los novios y los invitados aborden un jet privado con destino a Florencia para asistir a la gran ceremonia nupcial.