mosSanto Domingo.- Las enfermedades transmitidas por vectores, especialmente mosquitos, ocupan la mayor incidencia de casos notificados dentro del sistema de vigilancia epidemiológica, alcanzando en lo que va de año un registro que supera los 10,000 casos sospechosos entre chikungunya, dengue y malaria.



De acuerdo al último boletín epidemiológico que publica en su página web el Ministerio de Salud Pública, hasta el momento se han notificado 7,520 casos de chikungunya; 2,100 casos probables de dengue, incluyendo 15 muertes por esta causa, mientras de malaria en la última semana se confirmaron dos casos, pero no fue posible precisar el total acumulado hasta la fecha.


Las dos primeras son transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, que se cría en aguas limpias, sobre todo en envases dentro y alrededor de los hogares, y el Anopheles es el transmisor de la malaria o paludismo, el cual se cría en aguas estancadas.


Los síntomas iniciales son fiebre, dolor de cabeza y malestar general. No obstante, la chikungunya se distingue del dengue porque en la primera los dolores articulares son mucho más intensos.


En cuanto al dengue, el boletín epidemiológico indica que 83% de los casos se reportan en 11 provincias, que son Santo Domingo, Distrito Nacional, Duarte, Santiago, Espaillat, San Cristóbal, Monseñor Nouel, Puerto Plata, María Trinidad Sánchez, Peravia, La Vega, San Juan, Valverde, Sánchez Ramírez y Azua.


En alerta amarilla se encuentran San Cristóbal, Duarte, Espaillat, María Trinidad Sánchez. A nivel nacional la incidencia acumulada es de 70 casos por 100,000 habitantes y la letalidad se ha mantenido en 0.7%, similar al 2013.


La fiebre chikungunya, virus nuevo, cuyos primeros casos se registran en el país en febrero de este año, el sistema ha captado en el territorio nacional 7,520 casos sospechosos, de los cuales 3,974 corresponden con residentes del municipio Nigua, 3,504 a Bajos de Haina y 42 a otros municipios del país.


En torno a la malaria, precisa que en la última semana se reportan dos casos confirmados en el barrio La Barquita de Santo Domingo Este. El número de casos notificados representa cuatro veces menos que el 2013.