osaSantiago.-  La osamenta hallada entre matorrales en el residencial Villa María corresponde a José Ramón Gil Javier, de 85 años, quien hace ocho meses fue reportado como desaparecido.


La osamenta fue encontrada el pasado lunes en el sector de Villa María al este del municipio.


En ese residencial opera la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI) y residen familias de clase media alta, pero nadie se percató del hecho hasta que empleados de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) que realizaban trabajos por la zona hicieron el hallazgo.


Pese a que el cuerpo del anciano estaba en estado cadavérico, por la ropa, correa y los dientes de oro fue identificado por parte de sus familiares, quienes se presentaron al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF).


Aunque en principio se ha establecido que el cadáver no presentaba signos de violencia, no se ha informado la causa de su muerte.