yunaBonao.- Aún los organismos de socorro no dan con el paradero de Virgilio Peralta arrastrado por las aguas del rio Yuna en el municipio de Maimón, tras los constantes aguaceros en esta demarcación.


Y es que en las últimas horas las fuertes lluvias han dejado varias comunidades incomunicadas entre las que están Peñaló, Los Cocos, y parte de La Seiba en el distrito de Jayaco y otras cinco comunidades en el distrito La Salve.


Pero la situación es de terror en la comunidad de Blanco en el kilómetro 2 de la carretera de Constanza donde anoche para salvar la vida a unas 40 familias hubo que derrumbar una pared debido a la altura de las inundaciones en tanto que en el distrito de Arroyo Toro, tras colapsar una de sus puertas mantiene aterradas a miles de personas que sufren dificultades para comunicarse.