Cepeda-y-DotelCasi un millón de pesos fue la suma que pagó la abogada Sanhys Dotel Ramírez, de 43 años, a la persona que contrató a los sicarios que mataron a tiros a la contable Zuleika Flores y a Natasha Sing. La señora tomó la decisión enojada porque alegadamente Flores tenía una relación marital con su esposo, el también abogado Julio Cepeda Ureña, de 64 años, propietario de varias empresas.


Así lo informó hoy la Policía Nacional (PN) quien precisó hoy que Dotel Ramírez contrató Francisco González, esposo de su sobrina, para que buscara las personas que asesinarían a Zuleika Flores Guzmán y le pagó 800 mil pesos por hallarlos.


Detalló que la señora tomó la decisión tras sentirse celosa, debido a que hace un año descubrió que su marido le era infiel con Zuleika, por lo que ordenó que la víctima fuera despedida de la empresa. No obstante, estaba enterada de que supuestamente ella y su marido continuaban viéndose