aa0488af67373ba8dd32f7cf6a739c0b_620x412Una mujer, macheteada por su expareja frente a su hija de 11 años, expresó ayer que teme por su vida porque el hombre la continúa amenazando.


Nathali Beato Carrasco, de 29 años, está ingresada en el hospital traumatológico Ney Arias Lora. Fue agredida en presencia de su primogénita por su excompañero sentimental, Arison Cruz Solano, pese a que hace más de tres meses existe una orden de arresto en su contra por violencia doméstica.


Relató que en febrero de este año había puesto una querella en la fiscalía barrial de Villa Consuelo, contra Cruz Solano, de quien en esta ocasión recibió siete machetazos en el cuerpo, y tiene heridas en la cabeza, espalda y un brazo.


La joven contó que el hecho ocurrió el 14 de mayo en horas de la noche, cuando junto a la niña que aún no ha salido del shock ocasionado por la escena, iban a buscar a su hermana Ana Beato, en la calle Filantrópica en Villa Consuelo, momentos en que el exmiembro de la Policía, quien aparentemente la venía persiguiendo, la haló por el pelo y procedió a producirle las heridas que fueron suturadas por dentro y por fuera en el centro asistencial.


“Cuando yo lo vi, lo primero que le dije a mi hija fue: acelera el paso porque viene Arison, pero cuando él me llamó a detenerme, yo no le hice caso, entonces se desmontó de su vehículo y me agarró por el pelo y empezó a machetearme”, expresó con voz entrecortada la víctima.


Dice temer por su vida


Expresó que permaneció en un centro de atención a víctimas de maltrato en espera de que su agresor fuese arrestado, pero retornó a su residencia ubicada en la referida localidad debido a que eso nunca ocurrió, producto a las influencias que este tiene en la institución del orden. Pide a las autoridades capturarlo, pues teme por su vida.


Afirman Fiscalía hace su trabajo, pero Policía no


“En cuanto a la Fiscalía, yo entiendo que han hecho su trabajo, porque han mandado hacer todo lo que tienen que hacer pero la Policía no”, refirió con impotencia Ana Beato, hermana de la mujer agredida. Y expresa que toda la familia tiene mucho miedo en que una vez la paciente sea dada de alta, Cruz Solano, pueda volver acercarse a la mujer y la mate definitivamente.