167591-620-282“Aconsejamos a los familiares que reciban la información actualizada en la comodidad de sus propias casas”, indicó la compañía aérea en un comunicado.


Añadió que “Malaysia Airlines cerrará todos su Centros de Asistencia Familiar el 7 de mayo de 2014” y prometió mantener informadas a las familias.


El vuelo MH370 de Malaysian Airlines desapareció el pasado día 8 de marzo con 239 personas a bordo cuando realizaba la ruta Kuala Lumpur-Pekín.


La aerolínea Malaysia Airlines anunció este jueves que, a partir del 7 de mayo, dejará de pagar hoteles a los familiares de las 239 personas que viajaban en el Boeing de esa compañía que desapareció el pasado día 8 cuando realizaba la ruta Kuala Lumpur-Pekín.


“En vez de estar alojados en hoteles, aconsejamos a los familiares de los pasajeros que viajaban en el (vuelo) MH370 que reciban la información actualizada en la comodidad de sus propias casas”, indicó la compañía aérea a través de un comunicado.


Añadió que “Malaysia Airlines cerrará todos su Centros de Asistencia Familiar abiertos en el mundo el 7 de mayo de 2014” y prometió mantener informadas a las familias de los últimos acontecimientos de la búsqueda del avión.


El vuelo MH370 de Malaysian Airlines despegó de Kuala Lumpur en la madrugada del pasado día 8 de marzo con 239 personas a bordo y tenía previsto llegar a Pekín seis horas más tarde.


El avión desapareció de las pantallas de control de radar a los 40 minutos de su despegue y cambió de rumbo en una “acción deliberada”, según las autoridades malasias, para cruzar el estrecho de Malaca en dirección contraria a su trayecto inicial.


Viajaban a bordo 153 chinos, 50 malasios (12 de ellos formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.


Expertos de varios países determinaron que el Boeing 777-200er se estrelló en el sur del océano Índico, pero las operaciones de búsqueda no han encontrado rastro alguno del aparato hasta la fecha.