metrEl subdirector de la Opret, Leonel Carrasco, dijo ayer que la arrabalización que bordea algunas estaciones del Metro de Santo Domingo es una responsabilidad de los ayuntamientos.


El funcionario, representante de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), pidió a los alcaldes de Santo Domingo Norte, Francisco Fernández, y del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, actuar en procura de mejorar el entorno de las estaciones que han sido ocupadas por buhoneros, lo cual catalogó como un dolor de cabeza. “En todas las estaciones se nos están agolpando demasiados venduteros y demasiadas personas que realmente deben buscar otro tipo de organización”, explicó.


Entre las estaciones rodeadas de vendedores informales está la Mamá Tingó, como publicó ayer y en octubre del pasado año este diario, así como Los Taínos donde se concentra una de las peores imágenes, y María Montez en el kilómetro 9 de la autopista Duarte, como se ha denunciado en reiteradas ocasiones y que aún no se soluciona.


En otro tenor, alertó a las autoridades de que en la zona de Punta, en Villa Mella, los trenes no dan abasto y que para estas fechas esperaban que iba a haber un flujo menor de pasajeros, pero que están por encima de 130 mil pasajeros todos los días, situación que empeoró por la Feria del Libro.