tJefes médicos de 23 servicios del Hospital Salvador B. Gautier, del Instituto Dominicanos de Seguros Sociales (IDSS), declararon ayer ese centro en estado de emergencia e instaron al Gobierno a ir en auxilio de esa red y de los centros del Ministerio de Salud Pública.


Asimismo, los jefes de los servicios médicos del centro de salud que atiende a los asegurados, deploraron las condiciones en que funcionan sus áreas y pidieron al Consejo Directivo del IDSS que emita una resolución que permita que el 15% de los recursos que generan áreas como Cardiología, Cirugía Plástica y Otorrino, puedan ser destinados a la compra de equipos e insumos para esos servicios.


Este diario publicó ayer un reporte que pone en evidencia una emergencia en total hacinamiento y saturada de pacientes. Casi todos los servicios están a punto de colapsar. Los hospitales del IDSS tienen 13 subvenciones atrasadas, sobreviven por lo que pagan los pacientes privados que buscan servicios en esa red, aseguran los dos especialistas. El desencanto generalizado se ha apoderado del personal que no ve clara la salida a los problemas.