El cantante Jay Z y su esposa, Beyoncé, no asistieron a la boda del rapero Kanye West y la socialité Kim Kardashian celebrado el pasado fin de semana en Florencia, Italia.


Jay Z y Beyoncé disfrutaron de un fin de semana tranquilo en Los Hamptons, inicialmente se había corrido el rumor que el cantante sería el padrino de los recién casados.


Se cree que la decisión de no asistir a la ceremonia fue para evitar estar en el mismo lugar que una de las mejores amigas de la mediática Kim Kardashian, la diseñadora Rachel Roy, quien fue la causa por la cual la hermana de Beyoncé, Solange, perdiera los nervios y discutiera con su cuñado en un ascensor de un hotel de Manhattan.


Al parecer a la hermana de Beyoncé no le gustó la cercanía que hubo entre su cuñado y la diseñadora en días pasados.


Cabe destacar, que la intérprete de single ‘Ladies’ había manifestado en días pasados que no formaría parte de la grabación de la boda si ese material sería utilizado para el programa Kardashian.


Sin embargo, Beyoncé publicó en su instagram una foto de la pareja con su pequeña North West deseándoles bendiciones y una vida llena de amor incondicional.