Mike-MooreAunque lo intentaron por la vía natural, finalmente recurrieron a una inseminación. Hace seis meses nació Memphis. “Es el bebé del milagro”, dice Mike Moore.


Mike Moore, hombre estadounidense de 30 años, logró convertirse en padre con un pene reconstruido y además, en ser el primer caso en el mundo que lo logra.


Apenas con 7 años, Moore enfrentó una compleja operación: los médicos tuvieron que amputarle casi todo el pene debido a una grave inffeción que sufrió luego de una circuncisión.


De ahí en adelante siguieron las complicaciones. Fue sometido a tres reconstrucciones y todas fueron fallidas. También se divorció de su primera esposa y pasó por una fuerte depresión.


Según informa Clarín, en 2007, Mike, que vive en Missisipi, se contactó con un cirujano plástico a 1.000 kilómetros, en la ciudad de Stanford. El médico, Gordon Lee, ya había realizado una cirugía exitosa de este tipo con otro hombre utilizando tejido de los muslos para darle forma al órgano. El especialista utilizó esta misma técnica compleja con Mike, y tras un proceso que demoró cuatro años, esta vez la reconstrucción fue un éxito.