ganaPLAYA DORADA, Puerto Plata.- Las autoridades deben poner freno a un etiquetado engañoso que ha contribuido con un deterioro progresivo de la producción lechera nacional, y ha perpetuado una estafa a los consumidores, denunció Luis Carlos Fernández Yangüela, vicepresidente de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (Aproleche).


“La mayor parte de los países prohíben la rehidratación de leche, pero en nuestro país esto se autorizó durante anteriores administraciones de gobierno, y a esta leche se le denominó reconstituida, para seguir camuflajeando el engaño al consumidor, al igual que el queso con la palabra sucedáneo”, se quejó el también productor ganadero.


Fernández Yangüela se refirió al tema durante su participación en el Segundo Congreso Nacional de Productores de Leche, celebrado en esta localidad. Habló sobre “Etiquetado e institucionalidad, parte de las políticas públicas”, en el que también tomaron parte la directora de ProConsumidor, Altagracia Paulino, y Anina del Castillo, viceministra de Industria y Comercio.