fraSANTO DOMINGO (AP).- La fiscalía formalizó los cargos por tráfico de drogas contras dos pilotos franceses por su presunta vinculación con un cargamento de cerca de 700 kilogramos de cocaína y una “poderosa red de narcotráfico internacional”, luego de que han permanecido poco más de un año en prisión preventiva.


En su acusación, la fiscalía indicó ante un tribunal que los dos pilotos, al igual que otros dos franceses que también están detenidos y 43 militares y agentes de seguridad y aduanas de República Dominicana, participaban en una red de narcotráfico que enviaba drogas a diferentes países europeos, como Bélgica, Francia, Holanda y la República Checa.


Los pilotos Pascal Jean Fauret, de 44 años, y Bruno Odos, de 54, fueron arrestados la madrugada del 20 de marzo de 2013 en la terminal privada del aeropuerto del complejo turístico de Punta Cana, en un avión en el que viajarían los franceses Nicolas Pisapia, como pasajero, y Alain Castany, como asistente de vuelo, con un equipaje de 26 maletas en las que estaba el cargamento de cocaína.