La aplicación propone un test para ´medir´ el nivel de dependencia y de acuerdo a eso sugerir retos para superarla, entre otras muchas funciones.Preocupantes malos hábitos, síndromes y hasta recientes enfermedades producto de la excesiva incorporación del móvil en nuestras vidas, llevó a un grupo de españoles a crear FaceUp, una aplicación para teléfonos inteligentes que ayuda al usuario a medir su nivel de adicción y a controlarla.


Disponible en Android e iOS, la aplicación propone un test para “medir” el nivel de dependencia y de acuerdo a eso sugerir retos para superarla. Además, realiza un seguimiento y analiza el uso que le da al teléfono, entre otras muchas funciones.


Según los desarrolladores un 71% de usuarios de edades comprendidas entre 18 y 45 años sufre algún tipo de dependencia hacia el teléfono, mientras que el número de adictos, en su mayoría jóvenes, alcanza un 85%.


La incorporación de las nuevas tecnologías de la comunicación propone grandes ventajas y ha democratizado las posibilidades de acceso a la información, sin embargo muchas veces es mal empleada, señalan sus impulsores.