imagesFacebook dejará que sus usuarios decidan qué información de su cuenta comparten con las aplicaciones que se descarguen desde la Red. El importante cambio, anunciado el miércoles por Mark Zuckerberg, otorga más poder al internauta para proteger su privacidad.


En los últimos años, Facebook ha facilitado que los desarrolladores de aplicaciones pudieran abrir sesión con la identidad del usuario en la red social o con su cuenta de correo. De esa forma, los datos del usuario los conocía no sólo la red social , sino también las numerosas aplicaciones que se descargaba.


Zuckerberg anunció el “registro anónimo”, con el que decidir qué tipo de información propia quieren que conozca la aplicación descargada. “Al dar a la gente más poder y control, van a confiar más en las aplicaciones. Eso es positivo para todos”, dijo Zuckerberg.


El usuario decidirá si facilita a la aplicación su correo electrónico, la fecha de cumpleaños, o el histórico de los “me gusta”. Los nombres de los usuarios y de género seguirán siendo visibles a cualquier aplicación.


Otra novedad es un servicio para que los propios desarrolladores de las aplicaciones puedan insertar anuncios dentro de su software, y compartir lo ingresos generados con Facebook. “Es realmente la primera vez que les vamos a ayudar a obtener ingresos económicos en el móvil”.


Facebook se enfrenta a la fuerte competencia publicitaria del servicio de Google AdMob, que ya permite a los anunciantes distribuir anuncios en las aplicaciones móviles. También la de Twitter, MoPUB, busca el mismo objetivo.


Facebook genera el grueso de sus ingresos con la publicidad que aparece en las cuentas de sus usuarios, bien página web o en la aplicación móvil. Mediante la distribución de anuncios a través de una constelación de aplicaciones móviles independientes, Facebook expande de manera efectiva sus espacios publicitarios, abriendo la puerta a más ingresos.


En los dos últimos años, Facebook le ha ido recortando a Google el pastel publicitario, especialmente en Estados Unidos y en el móvil, mientras que otros intentos, como los de Yahoo o Microsoft no han resultado efectivos. Hace un año, el 30% de sus ingresos provenían del móvil, hoy es el 60%. En un año ha conseguido que la mayoría de sus 1.280 millones de usuarios se conecten desde el teléfono.