juicioLos dirigentes del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL) denunciaron hoy que los cuatro estudiantes que guardan prisión por la muerte del coronel Julián Suárez Cordero soportan vejámenes de parte de la Policía Judicial y carceleros que controlan el Palacio de Justicia, llegando al colmo de ser víctimas de robo de comida.


Según los dirigentes estudiantiles presos, los policías del Palacio de Justicia “llegaron al colmo de los abusos” la noche del pasado martes seis de mayo cuando se atrevieron a comerse la cena que le habían enviado los familiares de los imputados, cuando estos debieron amanecer en la cárcel de Ciudad Nueva.


“¡Nada más repudiable, rastrero y vil como robarle la cena a un preso! A ese extremo llegaron los policías del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva. Nos robaron la cena que nos mandaron nuestro familiares, por lo que nos quedamos sin cenar. Tuvimos que comparecer en audiencia a las 9:00 de la mañana, con hambre y sin haber descansado bien, luego de haber madrugado para el traslado desde la cárcel la Victoria para dos días de audiencias”, narraron los estudiantes.


Dijeron que pese a las quejas externadas por sus familiares, las autoridades mantienen un “comportamiento animalesco” en contra de Wilson Dalcier Javier Nicasio, Héctor Eduardo Pichardo Hernández, Víctor Alfonso González (Tanque) y Diógenes Gutiérrez (Yuyo).


Los estudiantes denunciaron la situación mientras se encontraban en la sala de audiencia del Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, donde se ventilaba el juicio por la acusación que pesa en su contra por la muerte del coronel que murió mientras se escenificaba una protesta en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en rechazo de la reforma fiscal.