Es apedreada hasta morir por casarse con el hombre que amabaFarzana Parveen, que tenía tres meses de embarazo, fue apedreada hasta la muerte por su propia familia en frente a la Alta Corte de Lahore de Pakistán por casarse con el hombre que amaba, sin contar con la aprobación de su familia.


Cerca de 20 miembros de la familia de la mujer, incluyendo a su padre y sus hermanos, la atacaron con piedras y ladrillos en plena luz del día.


El oficial de policía Naseem Butt dijo que la mujer de 25 años de edad, se había casado con Mohammad Iqbal, con quien se había comprometido durante años contra la voluntad de su familia.


El abogado de la pareja, Mustafa Kharal, dijo que el padre de la víctima había denunciado un caso de secuestro contra su marido.


Los paquistaníes más conservadores ven el matrimonio por amor como una transgresión, ya que la mayoría de las uniones familiares son concertadas por la familia.


Kharal expresó que los parientes de Parveen esperaron en las afueras de la corte, que está situada en una avenida principal de la ciudad. Mientras la pareja se acercó a la puerta principal del edificio, los miembros de la familia hicieron disparos al aire y trataron de separarla de su esposo.


Cuando ella se resistió, su padre, hermanos y otros familiares comenzaron a golpearla y a lanzarle ladrillos de una obra cercana.


Iqbal, de 45 años, aseguró a los periodistas que comenzó a ver Parveen después de la muerte de su primera esposa, con la que tuvo cinco hijos. “Estábamos muy enamorados”.


Cientos de mujeres son asesinadas cada año en Pakistán en los llamados “crímenes de honor” llevados a cabo por maridos o familiares como castigo por presunto adulterio o cualquier otro comportamiento sexual ilícito.


La ley les permite incluso nominar a alguien para cometer el asesinato, y luego perdonarlo.