facebook-usuarios-redes-sociales-getLa mujer vestía un uniforme de enfermera cuando entró a la sala de maternidad. Dejó el hospital manejando un automóvil rojo con un letrero que decía “Bebé a bordo”.


La policía dice que había una bebé dentro del Toyota Yaris que la mujer de 21 años manejaba la noche de este lunes mientras dejaba el hospital en Trois-Rivières en Quebec, Canadá.


Pero la pequeña no era suya. En el hospital, los padres de la bebé Victoria estaban frenéticos.


Su hija sólo tenía 16 horas de nacida cuando fue secuestrada, dijo la madre Mélissa McMahon en una publicación de Facebook que describía la experiencia.


“Los peores escenarios fueron imaginados una y otra vez en nuestras mentes”, escribió. “Desafortunadamente, los finales a menudo no son felices, sobre todo en este tipo de caso”.


Pero sólo unas horas después de que la bebé desapareció, las autoridades la regresaron con sus padres.
Gracias a “cuatro maravillosas personas”, escribió McMahon, y “gracias a Facebook”.


“Es la única razón que explica por qué Victoria está en mis brazos en este momento”, dijo.


La Alerta Amber se vuelve viral


La publicidad sobre la desaparición de Victoria comenzó con una Alerta Amber enviada por la policía de Quebec.


En publicaciones de redes sociales, mensajes de la policía describían el vehículo y a la mujer que lo manejaba. La recién nacida, dijo la policía estaba envuelta en una manta azul.


No pasó mucho tiempo antes de que la alerta y una fotografía se volvieran virales.


Un grupo de cuatro amigos lo vieron en Facebook cuando paseaban la noche de este lunes, reportaron los medios canadienses.


“Solo queríamos hacer algo en la noche, así que salimos a encontrar el automóvil”, dijo Charlène Plante a la cadena CTV de Canadá.


Cuando la policía mostró una fotografía de una mujer vistiendo una bata en el hospital, Plante dijo que inmediatamente reconoció a su exvecina. Sus amigos manejaron al departamento de la mujer y vieron al automóvil estacionado afuera.


“La puerta del patio estaba abierta. Las luces estaban encendidas”, dijo Mélizanne Bergeron a la cadena pública canadiense, CBC. “Estaba claro que estaba allí”.


Entonces, llamaron a la policía. Los oficiales llegaron allí en minutos, dijo Plante, al derribar la puerta del departamento. La bebé fue recuperada y la mujer fue tomada en custodia.


“Después de que la bebé estaba en las manos de la policía, fue el mejor momento de mi vida”, dijo Bergeron a CTV. “Llorábamos”.


En Facebook, publicó un video que mostraba a sus amigos llorando mientras un oficial de policía aparecía en la escalera del edificio de departamentos, con la bebé sana y salva en sus brazos.


Mujer en custodia


La vocera de la policía de Quebec, Christine Coulombe, no confirmaría detalles sobre cómo fue encontrada la bebé, pero dijo que la policía recibió consejos del público después de publicar el caso en las redes sociales.


La mujer fue hospitalizada para evaluación y estuvo bajo vigilancia de la policía 24 horas, pero todavía no se reunía con los investigadores hasta este martes, dijo Coulombe.


No se sabe si había algún vínculo previo entre la mujer y la familia de la bebé, dijo.


En un comunicado, el hospital de donde fue tomado el bebé, agradeció a los investigadores de la policía y dijo que un equipo de expertos en evaluación de riesgos analizará las circunstancias alrededor del incidente y haría recomendaciones sobre si se necesitan algunos cambios. Los detalles de la investigación de la policía también serán parte del análisis, dijo el hospital.


“En este momento, es difícil discutir con más detalles la situación sin revelar elementos específicos que pudieran dañar la investigación y los procedimientos de la corte”, dijo en un comunicado el Centro de Salud y Servicios Sociales de Trois-Rivières. “Por lo tanto, el establecimiento será reservado en comunicados públicos en los próximos días”.


Daniel Cossette, el tío de la bebé, dijo a CTV que habló con la mujer que vestía el uniforme de enfermera mientras caminaba por el pasillo del hospital con el recién nacido en sus brazos. Le dijo que se llevaría a la bebé para unas pruebas rutinarias.


“Tenía la actitud, el uniforme, todo”, dijo, “y nunca supusimos que era una secuestradora”.


‘Cada clic, cada vez que se compartió hicieron la diferencia’


Mientras las autoridades continúan investigando, la madre de la bebé dice que no tiene duda de cómo Victoria terminó en sus brazos de nuevo.


El personal de alerta del hospital se percató rápidamente que la bebé fue tomada, dijo. Los pacientes en el hospital proporcionaron detalles sobre la mujer y su vehículo. Los guardias de seguridad rastrearon una fotografía de la mujer con ayuda de la policía. Y los investigadores enviaron la Alerta Amber y la imagen muy rápidamente.


“¡La fotografía salvó a nuestra hija! En menos de una hora, la fotografía estaba en todos lados… fueron más de miles de personas que compartieron la fotografía de esta mujer en las redes sociales… sepan que fue esto lo que la salvó, a nuestra pequeña Victoria. Cada clic, cada vez que se compartió hicieron la diferencia”, escribió McMahon en un mensaje agradeciendo a las personas por su apoyo.


Pero junto con su mensaje de agradecimiento, también envió una advertencia a otras madres, al decir que su experiencia con la mujer vestida de enfermera debe ser una advertencia.


“Nunca te permites ser influida por un uniforme… sé que puede parecer trivial, pero si hubiera sido más escéptica, todo esto pudo haberse evitado… verifica la insignia de enfermera… haz preguntas… es tu hijo, no dejes que se vayan fuera de tu vista”, escribió. “No me gustaría que nadie más viviera esto”.


No describió más detalles sobre cualquier interacción con la mujer.


En cuanto a la bebé, McMahon dijo que “la pequeña Victoria porta bien su nombre para esta victoria”.


“Darle vida a nuestra hija es un momento increíble”, escribió, “pero encontrar a nuestra hija sana y salva es un sentimiento indescriptible”.


Su publicación fue compartida más de 18,000 veces en Facebook para la noche de este martes. La mujer que secuestró a una bebé hace 25 años fue sentenciada a 12 años en prisión.