Multitud-santiago-muertoSantiago.- El entierro de Fernando Contreras Aquino, el hombre ultimado a puñaladas por otro durante una discusión de tránsito de convirtió en una protesta frente al cuartel policial del barrio Monterrico.


Una multitud molesta por la pobre labor policial al momento de registrarse el hecho ocurrido la noche del domingo, intentó dejar el ataúd con el cuerpo de Contreras Aquino frente a la puerta del destacamento.


Los manifestantes, incluidos amigos y familiares de la víctima, indignados por su muerte denunciaron que los agentes que actuaron en el incidente no hicieron nada para impedir que el agresor cometiera el asesinato.


Para impedir la acción del grupo, fueron apostados decenas de agentes policiales frente al cuartel de la citada barriada ubicada a la entrada del sector Cienfuegos.


Contreras Aquino, de 43 años de edad, fue ultimado de varias cuchilladas a manos de Jon Natanael Martínez, de 23, tras chocar la camioneta y un camión en la avenida Tamboril de Monterrico.


De acuerdo a las versiones, tras chocar la camioneta Daihatsu que manejaba Contreras Aquino con el camión en el que se desplazaba su agresor Martínez de 23, se produjo una discusión.


Aunque la Policía logró despojar de la escopeta a Fernando, no se percató que una hora después el chofer del camión regresó con un chuchillo que le clavó por la espalda a Contreras Aquino.