empLa defensa del abogado y empresario Julio Cepeda Ureña presentó ayer un recurso de apelación en contra de la decisión de un juez de la instrucción que le dictó un año de prisión preventiva, por su implicación en la muerte por encargo de dos mujeres en Santo Domingo Este.



El recurso fue presentado por ante la secretaría del juzgado de Atención Permanente de la Provincia de Santo Domingo, en contra de la resolución número 1949-2014 emitida por ese tribunal, por los abogados José Fernando Pérez Vólquez y Freddy Mateo Calderón.


Con el recurso los abogados del imputado, buscan  que la Cámara Penal de la Corte de Apelación de esa jurisdicción anule la decisión del juez de la instrucción y que consecuencia ordene la puesta en libertad de su defendido, con el pago de una garantía económica, impedimento de salida y presentación periódica.


De acuerdo al Ministerio Público en la solicitud de medida de coerción, consistente en prisión preventiva, se detalla que el arma de Cepeda Ureña, quien además es esposo de la supuesta autora intelectual del doble crimen, arrojó positivo en la prueba de balística realizada lo que determinó que con ella fue que dispararon contra Natasha Sing.


Sin embargo, la defensa del imputado señala en la instancia que la Fiscalía presentó para conocer la medida de coerción 16 pruebas que supuestamente vinculan al imputado con el caso, pero de esas pruebas ninguna hace referencia de él, tras señalar que al imputado lo arrastra al proceso bajo el alegato de que con su arma de fuego se asesinó a una de las jóvenes, siento esto lo único que ellos dicen tener en su contra.


Pérez Vólquez señala que la medida tomada por el juez que adoptó la decisión es de gran asombro ya que fueron presentados todos los presupuestos que Julio Cepeda tiene sobrado, por lo que no representa peligro de fuga “y sobre todo porque no tiene ninguna participación con el lícito penal.


Sostiene, además, que la Fiscalía aduce que hay una violación a la ley 36 sobre el porte y tenencia de arma de fuego, pero que sin embargo, resulta que el arma de fuego del abogado en ejercicio, es legal, que dicho documento de legalidad fueron presentados por ante el Ministerio Público.


“No entendemos cómo se acusa a una persona en violación a esta ley cuando el órgano acusador esta presentando una certificación de que el arma es legítima”, adujo el abogado que representa el consejo de defensa del imputado.


El empresario Julio Cepeda Ureña fue enviado a prisión por un año en el caso contra los implicados de ordenar la muerte de dos mujeres, una de ellas señalada como amante de Cepeda Ureña, que habrían sido ordenadas por la esposa  de éste.