agSantiago.- Empleados del hospital infantil Arturo Grullón continuaron por cuarto día con la paralización de las labores para exigir que se les pague. En total, 400 empleados, entre ellos 10 enfermeras, están entre los afectados. Denuncian que llevan tres meses que no reciben sus salarios.


Los manifestantes advierten que el paro podría extenderse por tiempo indefinido, hasta que paguen el dinero. Hicieron un llamado a la doctora Austria de la Rosa, directora regional de Salud Pública para que vaya en su auxilio y los ayuden en la solución de su problema.


En una situación similar están los empleados nominales del hospital regional José María Cabral y Báez. Sin embargo, sus funcionarios dicen que el pago es tarea del Ministerio de Salud Pública. Advierten que podrían sumarse a la protesta de los empleados del Arturo Grullón en caso de no haber solución.