limEl precio del limón está en un momento definido por muchos en el país como “agrio”. Y no es para menos, una unidad de ese cítrico se cotiza entre 15 y 20 pesos y si usted tiene más suerte quizás logre comprarlo en 12, en algunos casos.


Los vendedores de limón, sobre todo los informales, no tienen una explicación sobre el comportamiento de los precios de la fruta en un país de vocación agrícola como República Dominicana. Sin embargo, conocedores de la materia, productores de cítricos, como Ricardo Barceló y especialistas del Gobierno, lo atribuyen básicamente a dos fenómenos.


El primero tiene que ver con que las plantaciones de cítricos, no sólo de limón sino también de naranja, han sido diezmadas por la enfermedad Huanglongbing de los Cítricos (HLB) y su vector Diaphorina Citri. El segundo elemento adverso para el consumidor obedece a que la producción de limón es cíclica, lo que indica que es fija en un tiempo y que hay etapas de ausencia. Y justamente el país está ahora fuera de la principal época productiva.


Se espera que en los días que restan de este mes de mayo comience a darse una mayor presencia de limón en el mercado y que por una cuestión de “oferta y demanda” los precios vayan cediendo. Entre mayo, junio y julio se produce el pico máximo de producción del cítrico. Eso no quiere decir que en los meses siguientes el país quedará sin limón. La presencia continúa hasta la llegada del invierno en cantidades más reducidas.


¿Qué es la enfermedad HLB?


La enfermedad Huanglongbing es provocada por la bacteria Candidatus liberibacter, originada en Asia, que ataca naranjas, toronjas y todas las especies del género citrus. Cuando las hojas son infectadas se tornan amarillas, los frutos se deforman y se secan por dentro y aunque la planta no muera la producción es inservible. Los síntomas visibles y sus efectos pueden manifestarse en un período de tres meses  hasta cinco años después de estar afectadas. Hasta ahora no se ha encontrado cura a la enfermedad que existe, no sólo en este país sino en gran parte del mundo. La enfermedad de los cítricos no afecta a los humanos, de acuerdo a estudios científicos.


Considerada una de las plagas más dañinas de los cítricos en todo el mundo, el Candidatus Liberobacter está distribuida en el suroeste de Asia (allí comenzó), en Honduras, Argentina, Cuba, EE.UU., y Guadalupe. En Brasil, por años ha habido que hacer esfuerzos extraordinarios para mantenerse produciendo cítricos. Lo mismo ha ocurrido en La Florida, donde el costo para el control de insectos ha encarecido considerablemente.


En diciembre de 2008 la Secretaría de Agricultura (hoy Ministerio) declaró bajo cuarentena las áreas agrícolas de los municipios de Luperón e Imbert, en Puerto Plata, y estableció barreras de control de los puntos de acceso y salida en las áreas  afectadas por Huanglongbing. Pero el mal atacó y ha seguido afectando áreas agrícolas del país. En República Dominicana, según el Comité Integrado de Manejo de HLB, hay 12 mil hectáreas cultivadas de limón (unas 192 mil tareas). Sin embargo, a diferencia de otros rubros agrícolas al parecer la producción está un tanto dispersa en el territorio nacional y ha faltado “cuajar” proyectos de gran envergadura. “Con el limón, a diferencia de la naranja, no se ha logrado sintetizar una industria sólida como se requiere”, dijo un productor privado bajo reserva del nombre.