colPropietarios de diferentes negocios, entre ellos colmadones, que operan en las inmediaciones de varias universidades que fueron cerrados el pasado viernes, se encuentran hoy frente al despacho de la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, en reclamo a la reapertura de esos establecimientos comerciales.


Marcos Cabral, propietario de un bar; Remy De Oleo, de un billar; José Ramón Tejada Soto, del Súper Colmado México, y Ramón Antonio Parra, del colmado Cafetería Bolívar, negaron que sus establecimientos hayan violentado las leyes del Menor, Medio Ambiente y la relativa a drogas, por la que las autoridades dispusieran el cierre.


Manifestaron que están sorprendidos con la disposición de la Fiscalía del Distrito Nacional y de la Policía Nacional, al tiempo de precisar que ninguno de los propietarios fue notificado previamente.


Los dueños de los comercios, ubicados cerca de la Autónoma de Santo Domingo (UASD), Tecnológica de Santiago (UTESA), Iberoamericana (UNIBE),  Unicaribe y O & M agregaron que cuando pidieron explicaciones los remitían para que acudieran hoy a la Fiscalía.


Los establecimientos comerciales fueron cerrados mediante orden judicial, número 0120-mayo-2014, del Juez Coordinador de los Juzgados de la Instrucción del Distrito Nacional.