ozaCon el lema “El río espejo de mi barrio” fue lanzada la campaña con miras a rescatar de la contaminación los ríos Ozama e Isabela, bajo el compromiso de educar a quienes habitan sus márgenes, pero al mismo tiempo perseguir a las autoridades y empresas responsables del deterioro en el que se encuentran las principales fuentes de agua del Gran Santo Domingo.


En un acto organizado por el grupo San Soucí Holdings y la Asociación de Fundaciones de Saneamiento y Reciclaje (Afunsarec), el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), Alejandro Montás, informó sobre el inicio próximamente de una planta potabilizadora de agua en el barrio La Zurza, con una inversión de 55 millones de euros.


El funcionario señaló que la planta depuradora servirá para más de 400 mil personas, con una capacidad para procesar 1.2 metros cúbicos por segundo. Indicó que gran parte de las aguas vertidas en el Ozama e Isabela llegan crudas a estos ríos a través de 254 cañadas. “Esta es una gran iniciativa concreta, y es el primer paso de muchos otros que habrá que dar en lo adelante, como el de la semana pasada, el de hoy (ayer) en nombre del Gobierno central”, sostuvo.