fadEl Gobierno está invirtiendo alrededor de 1,000 millones de pesos en la fase operativa del Plan Nacional de Regulación de Extranjeros, que inicia el próximo lunes en cinco provincias del país consideradas las de mayor concentración de extranjeros ilegales.



La información la ofreció este miércoles el presidente del Consejo Nacional de Migración (CNM), José Ramón (Monchy) Fadul, quien explicó  estimó que entre 500 a 700 mil personas, de 98 nacionalidades podrán acogerse al plan. Precisó que el grueso mayor de inmigrantes ilegales en el país son los nacionales haitianos.


El funcionario reconoció que será un plan “costosísimo” para el país y que de igual manera será muy lento, y destacó que la mayoría de los indocumentados haitianos no tienen ninguna documentación, y que por eso han urgido al Gobierno de Haití y a la Organización de Estados Americanos (OEA), para que ayuden con la documentación de estas personas.


Anunció que el plan iniciará primero de manera simultánea en las provincias Santo Domingo, San Cristóbal, La Altagracia, Santiago y La Romana, así como en el Distrito Nacional.


Fadul informó que hasta el momento han sido habilitadas 12 oficinas operativas en igual número de gobernaciones y que paulatinamente se irán instalando en las demás gobernaciones provinciales hasta abarcar todo el territorio.


Asimismo, el funcionario dijo que la Junta Central Electoral (JCE) facilitó equipos y nueve locales más en distintos puntos del país que estarán trabajando de 8:00 a 6:00 de la tarde.


El también Ministro de Interior y Policía explicó que los solicitantes deberán demostrar arraigo en la República Dominicana, como contrato de alquiler de vivienda, contrato de trabajo, facturas telefónicas, recibos de pagos de otros servicios, un acto notarial de una junta de vecino o cualquier otro documento que avale su presencia en el país.


Advirtió que aquellos que no apliquen para ser regularizados, serán repatriados a sus países de origen una vez haya concluido el proceso del Plan, el cual tendrá una duración de 18 meses.


Reiteró que entre las categorías de regularización a las que pudieran aplicar los extranjeros, dependiendo de su situación,  están las visas de migrantes, trabajador temporero, de turismo y residencia.


“Luego de que regularicen su estatus en el país, después de dos años podrán solicitar, si califican, la naturalización”, precisó el funcionario, aunque aclaró que es facultad del Presidente de la República otorgar o no la naturalización. “No va a tolerarse ilegales en el país irregularmente”.   Decreto


El 29 de noviembre del año 2013, el presidente Danilo Medina firmó el decreto 327-13 que establece los términos y condiciones para la regularización de los extranjeros en situación migratoria irregular, que se encuentren radicados en el territorio de la República Dominicana.


Este medida gubernamental cumple con el mandato de la Ley General de Migración 285-04 y de lo dispuesto por la Sentencia TC/0168/13 del Tribunal Constitucional, que establece el criterio para obtener la nacionalidad.