comSANTO DOMINGO.- Unas 52 mujeres que presuntamente eran contratadas para ejercer la prostitución fueron detectadas en una discoteca del sector de Gazcue, durante un allanamiento realizado el pasado fin de semana por las autoridades de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, en coordinación con la Fiscalía del Distrito Nacional.


Las mujeres fueron encontradas en la Discoteca Sensación que operaba antes bajo el nombre Hotel Venecia, ubicado en la calle Pasteur del indicado sector, el cual fue clausurado por las autoridades en septiembre del año 2013, y donde fueron apresados los ciudadanos Miguel Rodríguez, mejor conocido como “Don Miguel” y Denny Rodríguez, propietarios y administradores del establecimiento, los cuales fueron condenados en el mes de diciembre a un año de prisión y al pago de una multa de 300 mil pesos, siendo suspendida la totalidad de la pena.


Durante la requisa, el Ministerio Público ocupó además elementos de prueba asociados al delito de proxenetismo, la cantidad de 27 mil 843 dólares y 16 mil 807 pesos.


Un comunicado divulgado por la Dirección de Comunicaciones y Prensa de la Procuraduría General, indica que el inmueble será solicitado en decomiso y secuestro por el Ministerio Público a favor del Estado Dominicano.


Las autoridades expresaron que moradores del sector de Gazcue se han quejado en innumerables ocasiones por los malestares y el estado de intranquilidad que provocan estos tipos de negocios para fines de prostitución en el referido lugar.


El operativo fue coordinado y dirigido, por el magistrado Jonathan Baró Gutiérrez, titular de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, y la procuradora fiscal del Distrito Nacional, Alba Corona Valerio, directora del Departamento de Persecución de Trata y Tráfico de Personas, con la colaboración del Departamento contra el Crimen Organizado de la Dirección de Inteligencia Delictiva (DINTEL) y el Departamento de Trata y Tráfico de la Policía Nacional, con el apoyo del Servicio de Aduanas, Investigaciones de Seguridad Nacional, por sus siglas en inglés ICE-HSI.


El magistrado Francisco Domínguez Brito, procurador general de la República, instruyó que se solicitara medida de coerción por proxenetismo y lavado de activos en contra de los imputados.