hoyLa chikungunya mantiene los hospitales del Gran Santo Domingo abarrotados de pacientes febriles. Algunos se han visto precisados a reforzar las emergencias y a hacer pedidos extraordinarios de medicamentos al Programa de Medicamentos Esenciales (Promese).


En los hospitales Luis Eduardo Aybar, Francisco Moscoso Puello, Robert Reid Cabral e infantil Santo Socorro se han cuadruplicado los pacientes febriles que llegan a las consultas y a las emergencias.


La enfermedad se expande por barrios, calles y callejones de la provincia de Santo Domingo, Haina, San Cristóbal, San Pedro de Macorís y un total de 20 provincias tienen alta incidencia de la enfermedad febril. En los mismos centros de salud, médicos tienen dudas de que el mosquito Aedes aegypti sea responsable de la gran cantidad de casos febriles que llenan las emergencias.


Algunos estudiosos estiman que si las cifras oficiales de personas afectadas de la enfermedad febril o fiebre chikungunya refieren 32,500 casos en el país, en la práctica la enfermedad debe rondar en los 62,000 casos. Todos, sin embargo, coinciden en que la estrategia urgente debe ser eliminar los criaderos.