0010727198Los servicios secretos de los EE.UU. confirmaron que la Casa Blanca debió cerrar este jueves luego de que dos personas dejaran paquetes sospechosos sobre las vallas que rodean el edificio presidencial en las alas norte y sur.


Mientras las autoridades investigaban si el contenido era peligroso, los dos sujetos -cuya identidad no se reveló- fueron detenidos por la seguridad, según informa la filial de la cadena CBS en Washington.


Hasta que no se determine si los paquetes suponen una amenaza, la Casa Blanca continuará blindada. Como parte de las pericias, las calles linderas al palacio quedaron cerradas.


Esta es la segunda vez en menos de 72 horas que las alarmas de Washington se encienden. El martes pasado, un hombre filtró su coche entre la guardia de las hijas del presidente Barack Obama e ingresó al predio.


El Servicio Secreto, encargado de la seguridad del presidente, dijo que el vehículo siguió la caravana y pasó la barrera de seguridad, a unos 200 metros de la Casa Blanca. De manera precautoria, el edificio fue cerrado brevemente.


El conductor, de 55 años, fue arrestado y acusado de intromisión ilegal, según detalló el vocero del SS Edwin Donovan. El vehículo “fue detenido inmediatamente por oficiales de la división uniformada”, señaló.