53d06309d9d99f823d6372ac8cba2cd6_620x412Un hombre de nacionalidad alemana se quitó la vida haciéndose un disparo en la cabeza, deprimido por la separación de su actual pareja sentimental.


Paul Heinrich Fruhen, de 71 años, fue hallado muerto ayer en la mañana en su vivienda de Villa Islabón, en Sabaneta de Yásica, Puerto Plata, por su esposa la también alemana Monika María Deutsch, de 65 años, quien avisó a la Policía.


La esposa del comerciante dijo que estaba separada de éste desde hacía algún tiempo, pero que compartían la vivienda. Indicó que al levantarse lo halló en un charco de sangre con una herida de bala en la frente.


El comerciante alemán dejó una nota escrita en la cual explica que tomó la decisión de suicidarse debido a la separación de su esposa.